Estambul


La ciudad de Estambul es como una caja llena de sorpresas: en cada calle, a cada esquina, tiene la capacidad de sorprender, de entretener y de dejar al visitante boquiabierto ante su impresionante belleza y su magia especial. Además de ser la ciudad más grande de Turquía, Estambul es también una de las más grandes y más pobladas del mundo, con casi 15 millones de habitantes.

Estambul

Es por ello una ciudad bulliciosa, en la que el tráfico es caótico a todas horas del día y (casi) de la noche, en la que siempre hay gente andando por la calle y en la que es fácil sentirse a gusto y perderse en largos y tranquilos paseos por sus barrios.

Estambul

Siempre se habla de Estambul como de la ciudad que divide Oriente de Occidente. Nada puede ser más cierto. Estambul es una encrucijada en la que se mezclan culturas, religiones, lenguas, comidas y costumbres. Desde la modernidad europea, hasta la tradición musulmana, pasando por estilos de vida asiáticos: todo se une en Estambul y este mestizaje constante es el elemento más cautivador de la ciudad.

Estambul

Las visitas obligadas en Estambul son sin duda la Mezquita Azul, construida entre 1603 y 1617 bajo el sultanato de Ahmet I en el centro de la ciudad, un lugar de culto islámico de una belleza impresionante. Junto a ella, Santa Sofía, considerada la más importante obra del Imperio Bizantino. Santa Sofía, o Aya Sofía como la llaman los turcos, fue utilizada como museo durante 916 años, para luego convertirse en mezquita hasta el año 1935, cuando, después de una monumental obra de restauración, fue inaugurada como museo por el fundador de la república turca, Mustafa Kemal Ataturk. Al lado de estas dos obras emblemáticas, se encuentra el palacio de Topkapi, rodeado por 5 km de murallas bizantinas y antigua sede administrativa del Imperio Otomano.

Estambul

Además de las visitas culturales, otra actividad imprescindible es sin duda el paseo en barco por el Bósforo, donde se pueden apreciar las dos orillas por las que se extiende Estambul, en el lado europeo y en el lado asiático. Lo ideal es empezar el paseo poco antes del atardecer, para poder disfrutar de las preciosas vistas del contorno de la ciudad. Los barcos que realizan el recorrido son muchos y se pueden coger en la plaza de la Mezquita Nueva, otro edificio emblemático de la ciudad.

Estambul

Otra de las principales atracciones de Estambul es el Gran Bazar, una zona de pequeñas tiendas y tenderetes en los que se pueden comprar desde productos de artesanía a productos típicos de la gastronomía turca, como las famosas delicias turcas, los frutos secos y los turrones turcos. Y para los amantes de la buena cocina, Estambul ofrece infinitas posibilidades. Sin embargo, la más sencilla resulta ser la más sabrosa: el típico döner kebap, un pincho de carne de cordero o de pollo, preparado con muchas especias y asado, que se puede comer en bocadillo o en plato, acompañado de una ensalada o de verduras y arroz. Y para rebajar, una taza de té turco, acompañada de los pastelitos baklava.

Estambul


Fotos: M&H
Textos: M&H

Los más visitados de Turquía



Comentarios


Comparte con nosotros tu opinión sobre este sitio, tus experiencias en él. Aporta toda la información que tengas, para que todos podamos disfrutarlo mejor.




Escribe tu comentario

Nombre:

Título:

Comentario: (max. 500 caracteres)


Introducir el código que aparece en la imagen